En esta nota te vamos a dejar los mejores tips para armar tu valija, qué llevar, cómo cuidar tus cosas y que es lo que no te tenes que olvidar de ninguna manera.

Antes de abrir la valija para llenarla de cosas lo primero que tenés que hacer es una lista. Puede ser que resulte un poco molesto pero de esta manera te aseguras de no olvidarte nada importante y también de no llevar cosas que en realidad no necesitas. Es muy común llevarte la casa entera para un viaje de una semana. Esto generalmente sucede por falta de organización.

 

Lo mejor en cuanto a ropa es llevar el conjunto armado, es decir saber que ese pantalón lo sueles usar con esas remeras, así no llegas al destino sin saber que combinar. Antes de viajar estemos atentos al pronóstico extendido para no llevarnos con sorpresa y llevarnos abrigo si lo necesitamos o pantalones cortos si va a hacer calor. Seamos precavidos.

Para el viaje siempre llevarte un abrigo en el bolso de mano. En el micro suele haber aire acondicionado y estar quietos tampoco los ayudará. Hacé tus viaje en ómnibus más que agradable.

Si estás por comprar una valija pensá en qué necesidades personales tuyas debe cubrir. No todas las valijas sirven para todos los pasajeros.

La mejor valija en realidad es la blanda, no la rígida, porque se adapta más al contenido y corre menos riesgo si es maltratada en la estación o el aeropuerto. Lo óptimo es adquirir una que no sea de color negro así se destaca en la multitud y la podes ubicar rápidamente. Las valijas llamativas suelen ser menos hurtadas porque su pérdida o su violación son más notorias que una valija más clásica. Es primordial que tenga una manija cómoda, a la altura del usuario y que tenga rueditas. Arrastrar valijas realmente nos puede dañar la espalda.

En cambio si tu viaje te va a requerir mucha movilidad todo el tiempo y en terrenos variados no hay nada como la típica mochila de mochilero. Este tipo de mochilas van desde una capacidad de 20 litros hasta los 90 litros. Tener cuidado con comprar mochilas gigantes porque no es seguro que puedas llegar muy lejos. Es inimaginable realizar una caminata de por ejemplo 15 kilómetros con una mochila de 80 o 90 litros de capacidad. Intentá invertir en una mochila impermeable con todas las correas ajustables y que se adapte a tu espalda. Invertí en calidad y de esta manera no vas a tener que comprarte una nueva mochila en dos temporadas. En este caso acordate que no sólo estás invirtiendo en calidad sino que es una inversión en tu salud. Tu espalda te lo va a agradecer. En promedio 50 litros es más que suficiente al menos que realmente sea un caso excepcional pero no vas a poder creer la cantidad de espacio que tiene una mochila para armar un equipaje de 50 litros de capacidad.

No te olvides de llevar siempre una mochilita o cartera o morral, algo para recorrer y usar en el lugar. Es muy común olvidar algo para llevar tus cosas una vez que llegues a destino y terminas vaciando la carga de mano.
A pesar de la creencia popular que se pierda el equipaje es un hecho poco probable. Sin embargo, hay acciones que podemos realizar para prevenir ciertos contratiempos. En lo posible recomendamos tener una muda de ropa interior en el equipaje de mano. Si viajan en pareja pueden tener la mitad de su ropa en la valija del otro. De esta manera si se pierde una valija no todo está perdido.

Hoy en día viajamos cargador de tecnología. El celular, la tablet, la notebook, la cámara, etc. Estamos llenos de cargadores, cables y adaptadores. Sugerimos acomodar esa parte del equipaje en cajitas y así evitar revolver todo para encontrar un pequeño cargador portátil que quedó en el fondo de la valija. Un viejo estuche de lentes por ejemplo es óptimo para los cables.

A continuación hablaremos de otro punto muy importante. Cuales son los imprescindibles para empacar. Hay prendas que no te podes olvidar de ninguna manera. No importa el lugar o tus preferencias, estas cosas tiene que formar parte de tu valija y también de la valija de quien te acompañe:

Medias: Para cuidar nuestro cuerpo es importante mantener los pies secos y calentitos. Si vas a caminar mucho es importante el calzado cómodo y si vas a usar zapatillas o similar, siempre ponete medias. Con eso vas a evitar ampollas y molestias. Además en lo posible llevate un par para cada día, por las dudas. Es un item que no ocupa lugar pero es muy importante. El consejo de llevar bastante cantidad de medias es para evitar quedarte sin si se mojan. Tener las medias mojadas es un camino asegurado para un resfriado. Y no hay nada más molesto que estar de viaje sintiéndote mal. Hagamos lo posible por cuidarnos.

Adaptador: Hay que admitir la dependencia que existe de la tecnología. Cuando viajamos eso no es algo necesariamente malo. Nos podemos bajar los mapas y recorrer la ciudad, tenemos direcciones y recordatorios en nuestro celular. Ahora es necesario mantener todo eso funcionando. Además de llevar tu cargador habitual te sugerimos uno portátil. No te olvides de recargar también tu cargador portátil. Ahora para ese terrible lío de cables te recomendamos llevarte un adaptador así note encuentras con sorpresas. Asegurate de empacarlo porque eso también es una de las cosas que se suelen olvidar los pasajeros.

Entretenimiento: Para los viajes, para las esperas, para la playa es muy lindo estar acompañada de un libro. Si tenés la posibilidad de adquirir un kindle mucho mejor por el hecho de que no cargas el peso de un libro de mil hojas. Todo peso que puedas evitar en tu valija te va a hacer el viaje más feliz. Estos aparatos tienen un precio bastante accesible y podés comprar los libros online que incluso muchas veces son más baratos. Eso sí, no te olvides el cargador!

Y por último lo más importante es disfrutar. Cualquier viaje es la oportunidad de ver las cosas desde una perspectiva diferente. No te olvides de que son las experiencias nuestro equipaje más preciado y eso lo llevamos y traemos de cada viaje. ¡A armar la valija entonces! ¡Saludos!