La Rioja

La contemplación solemne, la chispeante gratitud y las delicias culinarias confluyen en la provincia de La Rioja, tierra legendaria. Pasemos y veamos

El Clima en La Rioja

Concentra poca humedad, sobre todo en verano con las lluvias. Predomina el clima árido montañoso, la estación estival es muy calurosa mientras que el invierno es de temperaturas moderadas. En su relieve impera al noroeste la región alta con poca vegetación donde tímidamente aparecen arbustos bajos. La agricultura se sustenta por riegos artificiales y se destacan los cultivos de vid, nogal, oliva y frutas como dátiles

Cómo Llegar a La Rioja

Hay líneas aéreas que arriban al aeropuerto de La Rioja. También existe la opción de viajar en ómnibus. Con empresas como Via Tac, es posible disponer de servicios de traslado cama y semi cama con dos destinos riojanos: las terminales de la capital y de Chepes.

Información Útil sobre La Rioja

Es una provincia celosa de su riqueza natural y por ello, a algunas zonas es plausible llegar solo por medio de excursiones. La recomendación es para aquellos que eligen recorrer como mochileros o backpackers sin itinerario concreto y pocos recursos para los gastos más comunes que tiene este tipo de turismo.

Atractivos Turísticos

Los Riojanos, para honrar a sus tierras, toman la inspiración del campo, río y montaña. En la mezcla de pedidos y agradecimientos, cada festival encuentra su lugar santo favorito.

-Fiesta de la Chaya Riojana. Se lleva adelante en el autódromo de la ciudad y atrae tanto a lugareños como turistas. Sus orígenes se basan en un festejo original que hacían los diaguitas luego del tiempo de cosecha. Arrojarse harina y agua es una de las costumbres más raras de esta celebración. Este festejo es coronado con actuaciones de artistas locales o nacionales y las delicias infalibles de las empanadas y el buen vino.

-La Rioja, capital. Un lugar de encanto mixto. La Plaza 25 de Mayo es la primera en recibir a sus visitantes, con sus edificios de la Casa de Gobierno, el Club Social de La Rioja, la Basílica de San Nicolás de Bari enfrentada a la plaza. Y a pocas cuadras de ella, la casa de Joaquín V. González donde conservan el Archivo Histórico de la Provincia.

El museo de artes, el de recursos arqueológicos y el de historia social; el monumento a Facundo Quiroga y a José de San Martín, siempre están vestidos de gala ante las miradas de los que conocen el valor de la cultura.

-Aventuras en los Diques. El Dique Los Sauces y de Sanagasta dan rienda suelta a la actividad deportiva como acciones náuticas, pesca de pejerrey, trekking, cabalgata y rappel. Además hay excursiones a las Cuevas de Las Brujas.

-Naturaleza y arqueología. En el Departamento de Castro Barros, La Yacurmana, que es una caída de agua de la Sierra Velasco, de casi 25 metros. La Quebrada de Anjullón es otro atractivo paraje de vistas soñadas. Existe un conjunto de sitios que preservan pinturas rupestres, construcciones y restos de objetos cotidianos que se usaban los pueblerinos en este territorio. Aquí, se celebra la Fiesta del Quesillo en las peñas.

-Famatina. Este relieve macizo permitió que algunas ciudades se asienten a sus pies sobre sus sierras. Por ejemplo, Chilecito, que cordialmente expone paseos para admirar capillas, santuarios, hornos de fundición de metales descubiertos por la minería como el de Nonogasta y Vichingasta.

La localidad de Famatina es especial para practicar parapente, puntualmente en la sección de Cuesta Vieja.

-Más fiestas!. En la localidad de Milagro se celebra el Festival de la Ternera y en Chepes, la Fiesta del Cabrito. Esta última también cuenta con una piscina municipal cargada de salinidad para complementar el relax en las sierras.

-A Cielo Abierto. En Chamical se estableció el Centro de Expreimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulzados (CELPA) actualmente utilizado por el Programa Espacial Argentino. El turismo religioso tiene su columna vertebral en los circuitos de festividades católicas, en meses como octubre, diciembre y enero.

-Dátiles, paredes rojizas y petroglíficos misteriosos. En Patquía reina el ambiente agreste. Su principal atractivo son las palmeras que producen dátiles. Hacia el norte, a 22 kilómetros, sorprende la majestuosa geografía de las paredes rojas que, al momento de formarse, dejaron al descubierto innumerable cantidad de fósiles del Período Triásico Superior. Desde allí hacia el oeste, se encuentran algunos dibujos antiquísimos en piedra.

-Tradición culinaria propia. Los riojanos hacen de sus comidas la excusa perfecta para agradecer a la madre tierra su provisión. Y los turistas, felices!. Empanadas, locro y humitas en chala en abundancia.

Talampaya

Como quien quiere llamar la atención, sus tierras y paredes se vistes de los colores más llamativos. Y las inclemencias naturales a saber vientos, sismos […]